4 RAZONES PARA ESCUCHAR A MICHAEL JACKSON

Sí, 4 razones para escuchar a Michael Jackson, has leído bien. Y sí, lo sé, resumir en una entrada tan pequeña la larga historia de semejante artista, tiene delito, pero espero que este pequeño canapé te abra el apetito para picar más. Más adelante quiero dedicar una entrada en particular para cada uno de sus discos, pero antes quería crear esta, más general.

Podría decirte que Michael Jackson era un chaval que venía de currárselo con un grupo familiar (los Jacksons Five) y recorrerse EEUU y parte del mundo promocionando sus canciones; que a principios de los años ochenta, cuando todavía apuntalaba su carrera como solista, grabó un disco que dejaría a todo el mundo boquiabierto; que lanzó su popularidad sorprendiendo a todos bailando el Moonwalk en una gala en directo por el aniversario de la Motown, mientras cantaba Billie Jean, que es su mejor tema; y que poco después grabaría un videoclip (Thriller) con el que ya lo petaría por completo.

Aún así, aunque te dijera todo eso, me quedaría corto.

Por eso no te puedo dar TODAS las razones por las que Michael Jackson es llamado el Rey del Pop, pero sí te voy a dar unas cuantas de por qué alguien tendría que escuchar algo de este artista.

Al margen quiero dejar cualquier alusión a su vida privada, pues es un tema más complejo que prefiero dejar fuera de esta entrada, y ceñirme a su faceta de artista.

Porque hay una conclusión sobre Michael Jackson que es atemporal, que se podrá mostrar o no, pero que es real, y es su repercusión en el mundo de la música. Y a ello vamos.

1.- Los videoclips:

Si el Telephone de Lady Gaga te flipó, o si la cuidada estética de los videoclips de Ariana Grande o Taylor Swift te mola, has de saber que mucho de ello se lo debes a Michael Jackson porque en los años ochenta él revolucionó el mundo del videoclip. Fascinado por el mundo del cine, atrajo esa faceta hacia los vídeos promocionales de sus canciones.

Bien es cierto que en ese nuevo auge no estaba solo, Madonna y otros muchos también traían renovados aires… Pero fue él quien le dio la vuelta a la tortilla. Quizás el videoclip de Thriller es la clave de ello, pero un rápido vistazo a Leave me alone, Black or White o Remember the time te darán una visión más global. ¡No te quedes en la punta del iceberg!

2.- El baile:

Yo no sé si inventó una nueva forma de bailar en general, o si afinó movimientos que ya existían, pero llevó las actuaciones a un nuevo nivel. Quizás por su rutina heredada de los Jackson Five Michael no solo cantaba, también bailaba, y ese baile, potenciaba el espectáculo, moviéndose cual robot, de manera energética o rozando lo sensual, lo cierto era que verle cautivaba a cualquiera. Lo que sí perfeccionó fue un paso de baile ya existente que acabaría siendo una de sus señas de identidad como artista, y que acabaría llamándose el Moonwalk, como bien te explican en Verne. En una palabra: IMPRESIONANTE.

3.- Que supuso un hito social en toda regla:

Si te dijera que hasta que Michael Jackson lanzó su disco Thriller, allá por 1982, la cadena MTV no ponía ningún videoclip de artistas negros, ¿qué pensarías? Sí, eran los años ochenta que no parecen tan lejanos, pero todavía se andaba así en un país como EEUU, así que imagínate en otros. Tuvo que llegar arrasando (como Thalía, pero a lo grande, claro), para tumbar semejantes barreras.

Pero si hay una razón de peso por la que debas echar una ojeada a este artista, es por esta:

4.- Sus canciones:

Si escuchas Billie Jean y no sientes que suena algo tremendamente especial, cancela tu cuenta de Spotify, vende tu iPod, desinstálate el iTunes y ve a urgencias rápidamente porque a ti te ocurre algo raro.

Billie Jean no es que te tenga que gustar, para gustos los colores, pero debes, por lo menos, identificar que no es un tema normal, que está llegando a tus oídos algo extraordinario. Solo sus primeras notas ya te transportarán a otra atmósfera…

Y si te pica el gusanillo, tranquilo/a, tienes más de dónde tirar. Porque dentro de la discografía de Michael Jackson encontrarás temas bailables, baladas, medios tiempos… canciones que son más pop, otras más rock, otras disco, funky o R&B… Aquí tienes solo una pequeña lista de la que ir tirando:

Beat it

Heal the world

Don’t stop till you get enough

Blood is on the dance floor

Bad

Wanna be startin’ something

The way you make me feel

Scream

They don’t care about us

Ghosts

Stranger in Moscow

You rock my world…

Así que, ¡adelante!

Y si quieres ver más artículos como este, no dudes en visitar mi web.